A efectos de la protección frente al despido, el periodo de tratamiento por fecundación in vitro es equiparable a la situación de embarazo.

El TSJ ratifica así la sentencia de instancia que declaraba la nulidad del despido y obligaba a la empresa demandada a readmitir a una trabajadora despedida mientras estaba sometiéndose a un tratamiento de fecundación ‘in vitro’.La sentencia declara la nulidad del cese al tener sospecha de que el despido de la trabajadora, se pudo producir por esta causa.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *